miércoles, 20 de julio de 2016

EL DÍA QUE EL CIELO SE CAIGA DE MEGAN MAXWELL

      


      Editorial: Esencia
      Número de páginas: 413
Fecha de publicación: 31 de mayo de 2016

¡¡Cuidado!!  La sinopsis es un tremendo spoiler.

Sinopsis

“La sangre te hace pariente, pero solo la lealtad y el amor te convierten en familia.”

Alba y Nacho se conocen desde que eran niños. La conexión entre ellos es muy especial y aumenta con el paso de los años, hasta que ella se casa y, obligada por su marido, se distancia de él. Nacho se marcha a Londres. Allí encontrará al amor de su vida, a quien luego perderá a causa de una desconocida enfermedad. Alba, que no sabe lo mal que lo está pasando su amigo, acude a él tras su fracaso matrimonial. Su reencuentro crea una unión irrompible, pero al cabo de poco tiempo ella descubre que Nacho también está enfermo. En su afán por ayudarlo a luchar contra lo que parece inevitable, Alba conocerá a Víctor. Y lo que en un principio no son más que encuentros fortuitos, se acaba convirtiendo en un amor incondicional que le permitirá superar sus miedos e inseguridades. Esta novela hará que te cuestiones varias cosas: ¿por qué el destino es capaz de hacernos encontrar a nuestra media naranja en el peor momento de nuestra vida? ¿Por qué siempre decimos que se mueren los buenos y los malos se quedan aquí para fastidiarnos? 

Si quieres conocer el desenlace de esta tierna, emotiva y dura historia de amor y amistad, no te pierdas El día que el cielo se caiga.



Sobre la autora
Megan Maxwell es una reconocida y prolífica escritora del género romántico. De madre española y padre americano, ha publicado las novelas Te lo dije (2009), Deseo concedido (2010), Fue un beso tonto (2010), Te esperaré toda mi vida (2011), Niyomismalosé (2011), Las ranas también se enamoran (2011), ¿Y a ti qué te importa? (2012), Olvidé olvidarte (2012), Las guerreras Maxwell. Desde donde se domine la llanura (2012), Los príncipes azules también destiñen (2012), Pídeme lo que quieras (2012), Casi una novela (2013), Llámame bombón (2013), Pídeme lo que quieras, ahora y siempre (2013), Pídeme lo que quieras o déjame (2013), ¡Ni lo sueñes! (2013), Sorpréndeme (2013), Melocotón loco (2014), Adivina quién soy (2014), Un sueño real (2014), Adivina quién soy esta noche (2014), Las guerreras Maxwell. Siempre te encontraré (2014), Ella es tu destino (2015), Sígueme la corriente (2015), Hola, ¿te acuerdas de mí? (2015), Un café con sal (2015), Pídeme lo que quieras y yo te lo daré (2015), Cuéntame esta noche. Relatos seleccionados (2016), Oye, morena, ¿tú qué miras? (2016), El día que el cielo se caiga (2016) y Soy una mamá (2016), además de cuentos y relatos en antologías colectivas. En 2010 fue ganadora del Premio Internacional Seseña de Novela Romántica, en 2010, 2011, 2012 y 2013 recibió el Premio Dama de Clubromantica.com, y en 2013 recibió también el AURA, galardón que otorga el Encuentro Yo Leo RA (Romántica Adulta). Pídeme lo que quieras, su debut en el género erótico, fue premiada con las Tres plumas a la mejor novela erótica que otorga el Premio Pasión por la novela romántica. Megan Maxwell vive en un precioso pueblecito de Madrid, en compañía de su marido, sus hijos, sus perros Drako y Plufy  y sus gatas Julieta y Peggy Su.



Opinión personal
A pesar de haber leído algunos de sus títulos como Te lo dije, Te esperaré toda mi vidaOlvidé olvidarte o Casi una novela, Megan Maxwell no está entre mis escritoras preferidas. De hecho me decidí a leerlo al ver que habían traído un ejemplar a la biblioteca y no perdía nada por probar. Y si bien cumple con los requisitos de una novela dramática, no me ha acabado de convencer.

Dejadme por eso que os diga primero de todo que parte de mi decepción se debe a que la sinopsis es un gran spoiler donde los haya, de ahí el aviso en la cabecera de la reseña.

La novela abre con un prólogo en 1970 donde Alba y Nacho, nuestros protagonistas, se conocen siendo niños y establecen un vínculo de amistad muy fuerte. Nacho ha perdido a sus padres y él junto con sus hermanos, Luís y Lena, van a vivir con la yaya Remedios. Ésta es vecina de la familia de Alba y entre todos forjarán unos lazos afectivos iguales a los de una gran familia.

A continuación seremos testigos de cómo van creciendo y cada uno toma las riendas de su vida como puede. Alba, casándose con un hombre que no le augura nada bueno y Nacho yéndose a vivir a Londres para trabajar para una conocida firma de moda donde hará carrera.

Alba se distanciará de su amigo y no será hasta que tome conciencia de su fallido matrimonio cuando vuelva a retomar el contacto con Nacho. Un Nacho que la recibe con los brazos abiertos y sin rencores pero con un aspecto muy desmejorado. Será a partir de aquí cuando la novela nos mostrará su cara más dramática al mismo tiempo que nos dará una lección sobre la amistad, la familia y los prejuicios.

Para los que ya tenemos una edad, volveremos a vivir en los 33 capítulos más epílogo en los que se divide la novela, toda la movida madrileña, los locales que estaban de moda en los años ’80 y ’90, campañas publicitarias de la época que seguro muchos recordáis todavía y algún guiño que solo los que tuvimos una infancia y adolescencia en esas décadas podremos entender. Las generaciones más jóvenes quizá tendréis que echar mano de vuestros padres o buscar por Internet.

Pero tranquilos que esto no afecta para nada que podáis disfrutar de la novela ya que todo su peso recae en el mensaje que nos transmite la frase La sangre te hace pariente, pero solo la lealtad y el amor te convierten en familia.” Y es que no estamos ante una historia de amor a las que Megan nos tiene acostumbrad@s. De hecho apenas hay una escena de sexo en todo el libro y solo cuando la ocasión lo merece y se hace necesario en la trama. Así como tampoco encontraremos su característica ironía en los diálogos de los personajes. Esta es una novela dramática en el amplio sentido de la palabra. Y a pesar de que yo no lloré, he leído varias críticas y opiniones en las aseguran haberlo hecho y mucho. En mi caso no sé si fue porque desde el principio supe qué desconocida enfermedad me iba a encontrar o que este no era el momento ideal para leer una novela de esta envergadura. Pero al menos he disfrutado con la idea de que muchos de nosotros tenemos alguna o algunas personas a nuestro lado que sin llevar nuestra misma sangre, son tan o más importantes que aquellos con los que compartimos árbol genealógico.

Si no habéis caído en la tentación de mirar la sinopsis o mis palabras os han llamado la atención de alguna manera, dadle una oportunidad ni que sea para conocer una faceta diferente de la autora. Ya que estáis frente a una novela que se escribió hace muchos años por causas personales de la propia Megan y que bajo ese bonito título El día que el cielo se caiga, ahora ha visto la luz con temas que por desgracia siguen siendo de plena actualidad.


Nos leemos en el próximo post.

11 comentarios:

  1. Paso de puntillas porque lo tengo pendiente ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Genial Tamara! A ver qué tal te parece a ti.
      Besos ;)

      Eliminar
  2. Como ya te dije, a mí me encantó pero tienes razón, en la sinopsis se desvela demasiado y sería preferible comenzar el libro con la incertidumbre. Un besote :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marya,
      Sí, la verdad es que si no explicara tanto del libro yo creo que lo hubiese disfrutado más. Una lástima.
      Besos ;)

      Eliminar
  3. Hola guapa!
    Yo soy una super fans de Megan me he leído casi todos sus libros y bueno quizá no sea muy objetiva, pero este me encanto. Me quedo por aquí y te invito al mío. Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Violeta,
      Muchas gracias por tu comentario y bienvenida al blog. Tranquila, yo también tengo a mis escritoras favoritas y supongo que cuando hablo de ellas también me cuesta mantener la objetividad.
      Besos ;)

      Eliminar
  4. ¡Hola, guapa!

    Yo acabo de iniciarme con Megan Maxwell, como aquel quien dice, y mira que no he caído en la tentación y no he leído la sinopsis ahora, pero la leí cuando salió como novedad y recuerdo más o menos de qué va el libro. Si dices que es un gran spoiler... pues vaya... Sin embargo, tampoco me interesó mucho, porque con Megan Maxwell voy con cuidadín, quiero leer antes algunas de sus primeras novelas y ya si eso me animo con las más nuevas.

    Por cierto, he subido esta tarde la reseña de "Un verano en la Provenza" por si tienes curiosidad, pero me da que esta vez no coincidimos mucho en impresiones :(

    ¡Un besote y feliz finde, guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carol!
      Creo que haces bien porque esta novela no tiene nada que ver con lo que suele escribir. Mejor te haces una idea de cómo son sus historias románticas y eróticas (aunque de estas últimas no he leído nada porque no me gustan) y después ya decides si quieres leer algo dramático.
      En cuanto pueda me paso por tu blog para conocer tu opinión sobre Un verano en la Provenza.
      Besos y buen fin de semana para ti también ;)

      Eliminar
  5. Holaaaa!
    Pufff ... le quería dar una oportunidad pero lo descartó por dos cosas: ha sido leer la palabra "drama" y querer huir hacia otro lado jajaja y la segunda la sinopsis ... ultimamente hacen sinopsis pésimas ... en las que o no te dicen nada de nada, o te dicen algo que esta relacionado con el libro, o te meten el spoiler de tu vida como parece ser el caso.
    Un beso =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sandra,
      Si no te gusta el drama, este no es tu libro por descontado. Porque es una historia triste donde las haya y, efectivamente, la sinopsis es un pedazo de spoiler que se carga toda la emoción que podrías haber sentido de no saber nada. Aunque es bastante predecible.
      Besos ;)

      Eliminar
  6. ¡Hola!
    Me llama, así que puede que lo termine leyendo.
    Buena reseña.
    ¡Nos leemos! :-)

    ResponderEliminar